El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León ha organizado, para el próximo 14 de junio, una mesa redonda que se celebrará en el Colegio de Médicos de Segovia, ante un tema de gran interés actualmente para muchos profesionales como es afrontar el proceso de jubilación

¿A qué edad me jubilo?, ¿cómo se determina la base reguladora de mi pensión?, ¿por qué no se corresponde mi base de cotización real con el importe de la pensión futura? son, sin duda, cuestiones que, a diario, se plantea el médico ante su futura jubilación. Para dar respuesta a éstos y otros interrogantes que surgen sobre esta materia, el Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León ha organizado para el próximo 14 de junio, a partir de las 17,30 h.  una mesa redonda en la sede de la entidad colegial médica segoviana, en colaboración con la Organización Médica Colegial y la Fundación científica del Colegio de Médicos de Segovia.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha pedido a los responsables del sistema sanitario español, del Ministerio de Sanidad y de las consejerías de sanidad de la CCAA, que dentro del próximo Consejo Interterritorial se acuerde la creación de la Especialidad de Enfermedades Infecciosas

La SEIMC, a través del Dr. José Miguel Cisneros, próximo presidente de la Sociedad, realiza esta petición en "correspondencia con la magnitud y la prioridad de los problemas de salud relacionados con las enfermedades infecciosas" que, según señala, refleja el orden del día de dicho encuentro que, previsiblemente, podría celebrarse el próximo 21 de junio.

 De llevarse acabo la creación, afirma que "España se parecerá más a la Europa moderna e innovadora; se saldará una deuda de más de 20 años, del propio Sistema Nacional de Salud, que permitirá el relevo generacional de los expertos en enfermedades infecciosas por especialistas en enfermedades infecciosas, que contribuirán a liderar la lucha contra las resistencias bacterianas y contra los patógenos emergentes sin más demora".

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recuerda a los ciudadanos que los ahogamientos se pueden prevenir. En relación a esto, aconseja, como cada año, extremar las precauciones para prevenir ahogamientos y lesiones graves en medios acuáticos. Lo hace con ocasión de la llegada de la época estival, cuando la longitud de las costas españolas, el gran número de piscinas y la cantidad de aguas naturales, unido a las buenas condiciones climatológicas, permiten disfrutar del ocio en el agua. Esto hace que aumente el riesgo de ahogamientos y de otras lesiones graves, como los traumatismos craneoencefálicos y las lesiones medulares

En los últimos 10 años se ha reducido en torno a un 17% la mortalidad por ahogamientos en medio acuático, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta reducción se ha producido sobre todo en el número de hombres fallecidos, que por otro lado son los que presentan mayores tasas de mortalidad. 

Mientras que en 2006 murieron 520, en 2015 fueron 430 las personas fallecidas por ahogamiento en medio acuático. El número de hombres fallecidos que ha pasado de 432 en 2006 a 334 en 2015. Sin embargo, el número de mujeres que fallecen por esta causa no ha disminuido e incluso ha aumentado ligeramente, mientras que en 2006 fallecieron 88 mujeres, en 2015 han sido 96 las mujeres fallecidas.

En el caso de los niños y jóvenes menores de 20 años, se ha observado también un descenso progresivo, con algunos incrementos aislados, en el número de fallecidos desde 2006 donde la cifra de fallecidos fue de 60 hasta 2015 con una cifra de 43 fallecidos.

El Colegio de Médicos de Valladolid celebró ayer el acto conmemorativo del centenario de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), un encuentro en el que su presidente, el Dr. Serafín Romero, puso en valor "la solidaridad de todos los médicos hacia compañeros y sus familias en situaciones difíciles" algo que, a su juicio, "es el ADN de nuestra Fundación"

La celebración, que tuvo lugar en la sede de la corporación médica, congregó a beneficiarios, familiares, médicos colegiados, socio protectores, personal de la Fundación y de la entidad colegial encargados de la protección social quienes recorrieron los cien años de historia de la Fundación y la solidaridad de los médicos del Colegio de Médicos de Valladolid, que cuenta con 3.537 colegiados.

Además del presidente de la Fundación, en el acto participaron el presidente y secretario general del Colegio de Médicos de Valladolid, los doctores José Antonio Otero y José Luis Almudí, respectivamente. También asistieron el secretario general de la FPSOMC, el Dr. Juan Manuel Garrote, su directora técnica, Nina Mielgo; y el Dr. Javier Arrollo, ex presidente del Colegio de Médicos de Valladolid y ex patrono de la FPSOMC.

Ana, Juan y Lorena Pernía Sánchez, son tres hermanos huérfanos de médicos colegiados en el COM Valladolid que hace 7 años perdieron su padre, Jesús Pernía, médico especializado en Anestesiología y dos años después, a su madre, Rosa Sánchez, también médico, especialista en Medicina Familiar

La Dra. Ana Pernía, que es Médico de Familia y actualmente trabaja en Emergencias del 112 en Burgos, cuenta que cuando falleció su padre de muerte súbita, tenía 22 años, estaba estudiando 5º de Medicina en Eslovaquia, de Erasmus; su hermana Lorena, tenía 20 y estaba terminando la carrera de Fisioterapeuta en Soria y su hermano pequeño Juan, de 13 años, estaba en 3º de la ESO. En ese momento, su madre, Rosa Sánchez, luchaba contra un cáncer del que murió dos años después.  

 “Me encontraba con 22 años, casi una niña, como una madre de familia, llevando una casa, cuidando un adolescente y, entre todos, cuidando a nuestra madre enferma de cáncer. Era como si tuviese 50 años”, relata la Dra. Pernía para quien las ayudas de la FPSOMC han sido y siguen siendo “fundamentales” porque su hermano Juan está aún en 4º de Medicina. 

Cuando piensa en sus padres siempre recuerda sus enseñanzas “ayuda siempre y no mires a quién” y creo que esa es la esencia de la FPSOMC porque es una “acción solidaria” para los compañeros que necesitan ayuda en un momento determinado.