La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, subrayó la relevancia de que la legislación acoja el baremo de daños sanitarios para dar seguridad y certidumbre a profesionales y pacientes. Así lo puso de manifiesto durante la inauguración de la XXIV edición del Congreso Nacional de Derecho Sanitario, que se celebra hasta mañana en la sede del Colegio de Médicos de Madrid.

Ana Pastor estuvo acompañada en la mesa por Carlos Moreno, director General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Manuel Molina, viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid; el Dr. Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC); el Dr. Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del Colegio de Médicos de Madrid; Carlos Romero, gran canciller de la Universidad CEU San Pablo; y Ricardo De Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS).

La presidenta del Congreso de los Diputados incidió en la importancia que tienen algunos de los asuntos que se abordarán en esta cita como el acceso a los medicamentos desde la equidad, la medicina personalizada o el baremo de daños sanitarios, “que ofrecerá certidumbre y seguridad a ciudadanos y profesionales”.

La Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) ha recomendado elaborar y mantener un registro completo de todo el equipamiento de los hospitales, establecer criterios objetivos para la renovación del equipamiento, contar con un mantenimiento adecuado de los mismos, y planificar a medio plazo las necesidades de renovación

Según datos de la SERAM, el 59% de los equipos de rayos X de los hospitales españoles tienen más de una década, lo que, en opinión del doctor Miguel Ángel Trapero, responsable estratégico de "es especialmente preocupante, ya que estos equipos antiguos están basados en tecnología analógica que ha quedado obsoleta", según sus palabras.

Los principales estándares internacionales cifran el ciclo de vida útil de estos equipos en entre siete y 10 años, y recomiendan sustituirlos o actualizarlos transcurrido este plazo, alerta la Seram, que ha realizado la 'Guía para la renovación y actualización tecnológica en radiología, en la que se analiza la situación actual del parque de tecnologías de diagnóstico por imagen en los hospitales públicos españoles y que recoge una serie de recomendaciones para orientar a las organizaciones sanitarias sobre cómo y cuándo actualizar o reemplazar equipos como las resonancias magnéticas, los TC, los ecógrafos o los equipos de rayos X de una manera planificada, de forma que quede garantizada la calidad de la atención al paciente.

Una médico de familia del Servicio de Urgencias del barrio del Zaidín de Granada capital fue increpada, amenazada y abofeteada por los familiares de un niño para el que habían exigido “atención inmediata”

La Junta de Personal de los Distritos Sanitarios Granada y Metropolitano se concentró en el centro de salud del Zaidín en señal de repulsa por esta agresión y otras que se han producido en los últimos tiempos contra personal sanitario.

Los hechos se desencadenaron cuando una usuaria de este servicio de Urgencias increpó a la médico de familia, exigiéndole atención inmediata a su hijo.

Tras ver al niño y observar que la lesión no revestía ninguna gravedad, la facultativa indicó a la madre que su hijo “sería atendido cuando le correspondiera por su turno”. En ese momento, una de las mujeres amenazó a la médico y le propinó una bofetada en la mejilla, para posteriormente marcharse todos del centro de salud.

Esta nueva agresión se ha puesto en conocimiento de la Unidad de Riesgos Laborales de los Distritos Sanitarios Granada y Metropolitano, que “ha tomado todas las medidas legales que se derivan de la aplicación del protocolo” para estos casos.

FUENTE: medicosypacientes.com

El senador del GPP por Córdoba, Jesús Aguirre, defendió ayer una moción, en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado, que insta al Gobierno a proponer a la UNESCO que la relación Médico-Paciente sea considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La iniciativa ha resultado aprobada con el apoyo de todos los grupos y la abstención de PNV y Podemos

Esta petición se suma al procedimiento formal de solicitud que el Foro de la Profesión Médica (FPME) presentó, el pasado mes de julio, para que la relación médico-paciente sea reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad a salvaguardar por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
 
Aguirre ha destacado la importancia de la relación entre médico y paciente, que, ha dicho, contribuye a aportar una mejoría terapéutica a la persona y ayuda a mejorar el diagnóstico facultativo. “Se trata de un modelo de relación humana que comenzó a practicarse desde los orígenes de la humanidad”.
El senador cordobés ha subrayado los enormes beneficios que aporta esta relación a las personas y al conjunto de la sociedad “por constituir un pilar fundamental en la defensa de la persona, frente a otras visiones más mercantilistas y menos humanitarias”. La iniciativa presentada por el GPP sigue la línea argumental del trabajo elaborado por el Foro de la Profesión Médica.

La Asociación Médica Mundial aprobó en su 68ª Asamblea General, celebrada, recientemente, en Chicago una nueva versión de la Declaración de Ginebra, equivalente del juramento hipocrático, de carácter básicamente ético, que hacen aquellos que se gradúan en Medicina. La actualización ha supuesto la incorporación de dos conceptos clave como son la autonomía del paciente y el cuidado de la salud del propio profesional

Aspectos relacionados con la relación médico-paciente, la confidencialidad médica, el respeto por los maestros y colegas han sido revisados de acuerdo con los cambios y la evolución de la profesión médica,
 
Desde su elaboración en 1948 la Declaración se ha convertido en un documento central de ética médica y una versión moderna del Juramento Hipocrático de 2.500 años”. Su última revisión se produjo en 2006, considerándose la recién realizada como la más importante “al haberse dado la posibilidad de que toda la profesión médica participase y aportase, tras haber estado abierta y expuesta desde 2016 al colectivo médico de todo el mundo”, según destacó el coordinador de relaciones internacionales de la OMC, Dr. José Ramón Huerta.