El objetivo es "crear una comisión de expertos" en la que se aborden futuros cambios para mejorar la prueba

El Ministerio de Sanidad quiere crear una comisión de expertos que estudie posibles mejoras en la actual estructura del examen MIR. Entre esos cambios se prevé valorar la posibilidad de adelantar o atrasar la fecha de la prueba en las futuras convocatorias.

Según fuentes consultadas por Redacción Médica, el objetivo del ministerio es plantear diversos cambios referidos al actual modelo de evaluación, sobre todo en lo que respecta al "actual calendario del examen, valoración de los expedientes académicos, e incluso los contenidos que conforman las preguntas". A estas modificiones hay que sumarle el núevo baremo academico de puntuación, que pasará a ser de 0-10 a partir de la convocatoria MIR 2020. 

Solo el 17% de las provincias españolas tienen registros oficiales sobre cáncer, según datos aportados por la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma), a través de su vicepresidenta, Antonia Gimón. durante la presentación, ayer, de un manifiesto elaborado por la entidad en el que se hace hincapié sobre la necesidad de crear registros oficiales de los pacientes con el objetivo de contar con datos precisos sobre casos y prevalencia

Con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama, que se celebra este viernes, Fecma presentó un manifiesto en el que reitera su compromiso con un “sistema nacional de salud de gestión pública de calidad y universal para todos y todas”, afirmó Gimón. El documento también indica que las campañas de detección precoz y los avances en investigación en innovación son unos de los pilares más importantes, seguidos de la creación de registros oficiales de los pacientes con el objetivo de contar con datos precisos sobre casos y prevalencia. Además, la investigación permitiría crear una organización de tipos de cáncer específicos.
Este último indicador tiene relación con la conocida como “medicina personalizada”, según la presidenta del grupo de investigación en Cáncer de Mama Solti, la doctora Eva María Ciruelos. Es decir, más inversión en la investigación del cáncer se traduce en dividir los tumores en grupos más pequeños, pero más homogéneos, con características comunes. El objetivo de esta diferenciación y organización es encontrar fármacos precisos y eficientes para ofrecer un “tratamiento con más éxito”. “La gestión de datos es muy importante”, afirmó.

En el último año la lista de espera quirúrgica se ha reducido en 1.578 pacientes y el tiempo de demora en 9 días

La lista de espera para intervenciones quirúrgicas en Castilla y León se ha reducido en 1.578 pacientes en el último año, y cada paciente tiene que esperar de media nueve días menos que hace doce meses, según los datos facilitados por el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien además ha anunciado su retirada de la Consejería este lunes.

En su visita al Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca, para una reunión con motivo de la reacreditación del centro por parte del Instituto Carlos III, Sáez Aguado ha apuntado que la bajada "sensible" de la lista de espera permitirá "cumplir los objetivos del Plan Perycles" e incluso "mejorar" los propósitos iniciales.

El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE alcanzaron un acuerdo para ampliar la lista de sustancias químicas cancerígenas reconocidas en el lugar de trabajo. Gracias a este acuerdo, la Directiva sobre agentes carcinógenos o mutágenos cubrirá ocho sustancias químicas cancerígenas adicionales, incluidos los gases de los motores diésel. El principal objetivo es mejorar la protección de más de 20 millones de trabajadores europeos y evitar más de 100.000 muertes en los próximos 50 años

En concreto, se pactó un límite de 0,5 mg/m3 para las emisiones de los motores diésel durante 8 horas, limitación que estará en vigor en "la mayoría" de los sectores dos años después de que finalice el periodo de trasposición de la directiva, en 2023 en principio, con la excepción de minas y túneles, donde se deberán cumplir los límites cinco años después, en 2026.
 
Asimismo, acordaron los límites de exposición a los compuestos de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), los aceites minerales utilizados en la combustión de motores, el tricloroetileno (TCE), la 4,4'-Metilenodianilina, el epiclorohidrino (C), el dibromuro de etileno y el dicloro de etileno.

La Federación de Asociaciones Cíentifico-Médicas Españolas (FACME), presidida actualmente por el Dr. Fernando Carballo, está integrada en el Sistema Español de Acreditación de la Formación Médica Continuada (SEAFORMEC). Con motivo de su XV Aniversario, que se celebrará oficialmente el próximo 26 de octubre, el Dr. Carballo ofrece su visión sobre esta herramienta y no duda en destacar su aportación a la Formación Médica Continuada en España

-Se cumplen 15 años de la constitución de SEAFORMEC ¿cuál es su valoración sobre este sistema acreditador de la FMC?
 
-SEAFORMEC es el sistema de acreditación de formación continuada que más se acerca a lo óptimo. Y no solo por diseño, sino también por su impecable desempeño. Su sistema de evaluación por pares garantiza al tiempo rigor e independencia. La participación de los profesionales, a través de sus organizaciones, favorece que su orientación sea la adecuada, quedando libre de tensiones ajenas a los verdaderos intereses y necesidades que deben ser cubiertos.
 
-¿Por qué es útil, a su juicio, acreditar la Formación Médica Continuada?
 
-En primer lugar, es imprescindible garantizar que la formación continuada, que pueda ser reconocida como tal, esté libre de intereses, es decir, que sea auténtica formación y no simple información o promoción. En segundo lugar, la construcción de las trayectorias curriculares requieren asentarse en criterios objetivos de calidad. Ambas condiciones no podrían cumplirse sin acreditación.