Para el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), 2019 será un año clave en cuanto a investigación y actuación frente al tumor, pero para ello "son necesarios más recursos públicos que fomenten el desarrollo de ensayos clínicos independientes y acciones específicas de prevención primaria", alertaron

El cáncer de pulmón es el tumor "que más puede beneficiarse de los hallazgos en inmunoterapia, pero es preciso que se destinen más recursos a su investigación", aseguró el presidente del grupo y jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro, Dr. Mariano Provencio.

En este sentido, informa de que este tipo aglutina el 21,5% del total de muertes por cáncer en España y sólo recibe el 4,1% de la financiación pública a la investigación oncológica. Aunque, desde la organización también reconocen que, en el último lustro, este tumor es el que más mejora ha experimentado en cuanto a supervivencia, gracias al desarrollo de nuevos fármacos inmunológicos, biomarcadores y terapias personalizadas.

La Organización Médica Colegial (OMC) ha ampliado hasta el 15 de febrero el periodo para que los Colegios de Médicos puedan presentar sus aportaciones a la actualización del Código de Deontología Médica. La corporación hizo llegar a los Colegios de Médicos el borrador de la actualización del Código de Deontología Médica en los últimos meses de 2018 y abrió así un proceso democrático y transparente para que cada Colegio pueda trasladar a sus colegiados el borrador de los cambios propuestos al Código Deontológico de 2011, con el fin de que los colegiados presenten sus aportaciones a la Junta Directiva de cada Colegio, que a su vez elevará sus propuestas al Consejo General para estudio, análisis y aprobación, en su caso

El Código Deontológico de 2011 consta de 21 capítulos compuestos por 66 artículos, 228 puntos, más disposiciones adicionales y finales y la actualización está formada por 28 capítulos, 120 artículos, 379 puntos, disposiciones adiciones, finales, índice de términos y glosario.

Esta actualización forma parte de la hoja de ruta que el presidente de la corporación, Dr. Serafín Romero, se marcó al inicio de su mandato debido a los cambios que desde 2011, año en el que se aprobó el Código actual, se han producido tanto en la sociedad como en la profesión médica y que exigen una puesta al día.  El presidente de la OMC ha pedido todo el esfuerzo y la colaboración posibles para que los médicos puedan seguir haciendo gala de un Código, que es referente a nivel internacional, especialmente en el ámbito iberoamericano y que ha dado pie a la carta de principios de la profesión médica de la Confederación Latino Iberoamericana de Entidades Medicas (COMFEMEL). 

El número de muertes por hepatitis víricas ha caído en España más de un 30% en tres años, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), manejados por la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE) que, no obstante, ha solicitado un esfuerzo, sobre todo en materia de cribado y prevención, para llegar al objetivo de la eliminación de la hepatitis C en nuestro país en 2021

Concretamente, según los datos manejados por AEHVE, de las 906 muertes que se produjeron en 2015 se ha pasado a 776 en 2016 y 629 en 2017. La evolución en estas fechas es muy reveladora, pues 2015 fue el año en el que se aprobó el PEAHC (Plan Estratégico para el Abordaje de la hepatitis C) y empezaron a utilizarse los antivirales de acción directa (AADs) frente a esta enfermedad, inicialmente solo en los casos más graves (estadios III y IV). Un año después, a finales de 2016, ya con el PEAHC en marcha, el número de muertes descendió en 130. Pero a final de 2017 la caída fue aún mayor (147 defunciones menos): ese año, Gobierno y Comunidades Autónomas habían decidido la extensión del tratamiento a todos los pacientes, con independencia de la gravedad de su enfermedad.

Con el objetivo de conocer la situación actual de los cerca de 15.000 médicos que ejercen en Castilla y León, el Consejo de Colegios de Médicos de esta Comunidad Autónoma presentó ayer, en Valladolid, un estudio de demografía médica de la región. Los médicos castellanoyleoneses, a través de su presidente, el Dr. José Luis Díaz Villarig, aprovecharon la ocasión para demandar un gran pacto por la Sanidad al tiempo que, en base a los resultados de dicho estudio, pusieron en cuestión la viabilidad a corto plazo del Sistema Sanitario de Castilla León

El Dr. Díaz Villarig fue el encargado de presentar el trabajo, en un acto que tuvo lugar en las Cortes Regionales de esta comunidad y que contó con la presencia de su presidenta, Silvia Clemente y al que también acudió el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, junto al director gerente de la Gerencia Regional de Salud, Rafael López Iglesias.
 
Asistieron, además, miembros de la Comisión Permanente de la Organización Médica Colegial (OMC), encabezada por su presidente, Dr. Serafin Romero, acompañado por los Dres. Tomás Cobo, vicepresidente primero, y José María Rodriguez Vicente, secretario general de la corporación médica.

La Organización Médica Colegial (OMC) ha dejado claro que unas Urgencias infradotadas, unidas a la falta de la especialidad académica para estos servicios, aumentan tanto la Medicina Defensiva como la iatrogenia, o daño al realizar intervenciones perjudiciales, aseveración que se produjo durante la presentación del estudio de la práctica médica en los Servicios de Urgencias Hospitalarios, gracias a la colaboración de esta corporación y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).

Prevenir el riesgo

El presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero, situó el documento presentado dentro del trabajo que realiza la institución en materia de práctica clínica e iatrogenia, con vocación de liderar las políticas de seguridad de los pacientes en aquellas situaciones de contacto más próximo con ellos y caracterizadas por su mayor riesgo potencial, mediante la definición de  escenarios compartidos con SESPAS, según explicó.

También expresó Serafín Romero su preocupación por la Medicina Defensiva, que repercute en un exceso de indicaciones diagnósticas e intervenciones clínicas. De ahí la necesidad, postuló, de tener el baremo de daños sanitarios que no impulsaron ni Dolors Montserrat ni Carmen Montón como antecesoras en el cargo de la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo. Este Baremo sería, según su criterio, un recurso muy útil para asumir los problemas o errores que genera la práctica médica, como se recogió en la edición del Código Deontológico de 2011.