Actuar sobre los factores de riesgo del ictus, como la hipertensión arterial y la obesidad y llevar un estilo de vida saludable puede evitar el 90 por ciento de los casos, según se ha puesto de manifiesto durante la presentación de la campaña 'Ictus: Evita, aprende, actúa', puesta en marcha por la Sociedad Española de Neurología (SEN) y Freno al Ictus

Además, representan factores de riesgo para sufrir un ictus los problemas cardiovasculares, la vida sedentaria, el consumo de alcohol y el hábito tabáquico. La edad también, ya que la incidencia del ictus aumenta a partir de entre los 60 y los 65 años. No obstante, el presidente de Freno al Ictus, Julio Agredano, ha incidido en que "puede aparecer a cualquier edad".
 
Las medidas que vertebran un estilo de vida saludable en este contexto pasan, por lo tanto, por abandonar el tabaco, consumir alcohol de forma moderada, reducir el peso, disminuir la sal y las grasas en las comidas, hacer deporte y generar el hábito de realizar controles médicos periódicos y controlar la tensión arterial.

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Dr. Serafin Romero, y el director del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), Alfonso Jimenez Palacios, mantuvieron ayer un encuentro para abordar la situación de los médicos que ejercen en Ceuta y Melilla. En la reunión participaron los presidentes de los Colegios de Médicos de ambas ciudades, Dres. Roviralta y Delgado

En el encuentro con el INGESA, organismo que se ocupa de las prestaciones sanitarias en el ámbito territorial de las Ciudades de Ceuta y Melilla, así como de otras actividades para el normal funcionamiento de sus servicios, también participaron, por parte de este organismo, María Antonia Blanco, Jefe de Área de Atención Especializada, y Alicia Cavero, subdirectora adjunta de RRHH.
 
Se trata del primer encuentro institucional del CGCOM con Alfonso Jimenez Palacios, nombrado director del INGESA el pasado mes de julio, quien ha expresado a los representantes de la profesión médica su disposición a una relación de colaboración para mejorar los servicios profesionales y prestar una asistencia de calidad a los ciudadanos.

Los 193 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han firmado de manera unánime la Declaración de Astana, comprometiéndose a reforzar sus sistemas de atención primaria de salud como paso esencial para lograr la cobertura sanitaria universal

De esta forma, la Declaración de Astana reafirma la histórica Declaración de Alma-Ata de 1978, la primera vez que los líderes mundiales se comprometieron con la atención primaria. "Hoy, en lugar de salud para todos, hay salud para algunos. Tenemos la solemne responsabilidad de garantizar que el acuerdo de hoy permita a todas las personas, en todas partes, ejercer su derecho fundamental a la salud", reclama el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.
 
Si bien la Declaración de Alma-Ata de 1978 sentó las bases, el progreso en las últimas cuatro décadas ha sido "desigual", según la OMS. Y es que, tal y como recuerdan, al menos la mitad de la población mundial carece de acceso a servicios de salud esenciales, incluida la atención de enfermedades no transmisibles y transmisibles, la salud materna e infantil, la salud mental y la salud sexual y reproductiva.

La mitad de los españoles con enfermedades poco frecuentes ha sufrido un retraso en su diagnóstico. De ellas, más del 40 por ciento del colectivo ha esperado más de 4 años y el 20 por ciento más de 9, según ha señalado el presidente de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), Juan Carrión

Entre las principales consecuencias de esta demora, Carrión ha apuntado a la accesibilidad a tratamiento: "el 47 por ciento del colectivo no dispone de un medicamento adecuado", ha remarcado el presidente de FEDER, durante la inauguración del I Simposium Científico de Investigación en Enfermedades Raras, que se ha celebrado en el Hospital Sant Joan de Dèu con el objetivo de conocer el estado de situación de la investigación de estas patologías en España.
 
En la actualidad, según se recoge en el Mapa de Proyectos de Investigación en Enfermedades Raras (MAPER), en España se han puesto en marcha más de 750 proyectos relativos a diagnóstico y tratamiento de las enfermedades raras. "Pero la investigación en enfermedades raras se ve aún muy condicionada por la escasez de muestra, la dispersión y fragmentación de recursos, el poco atractivo comercial o la falta de centros especializados", ha lamentado Carrión.

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), el Dr. Serafín Romero; y el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEPSIQ), Dr. Julio Bobes, mantuvieron un encuentro, en la sede de la corporación, en el que ambos manifestaron su compromiso de prestar colaboración mutua para proteger los derechos de los pacientes con problemas de salud mental ante los riesgos de "movimientos" que promueven las pseudociencias en el ámbito de la psiquiatría

Durante la reunión, el Dr. Julio Bobes y el abogado de la Sociedad Española de Psiquiatría, Guillermo Barrera, que también estuvo presente, hicieron partícipe al Dr. Serafín Romero de la situación actual que sufre la profesión médica, y en concreto los médicos especialistas en Psiquiatría y profesionales de otras especialidades como Pediatría ante "movimientos que se promueven en la calle en las puertas de hospitales, a veces de forma organizada por sociedades amparadas por la Administración".
 
Tal y como expusieron, estas corrientes "obstruyen el acceso a los tratamientos, diagnóstico y al beneficio de los pacientes para sus enfermedades demoliendo la buena imagen del médico, de los tratamientos eficaces y efectivos, y abogando por pseudociencias sin evidencia científica".