La Confederación Médica Latinoiberoamericana y del Caribe (CONFEMEL) celebró, recientemente, la primera reunión Latinoamericana sobre dilemas éticos relacionados con el final de la vida con el objetivo de hacer una revisión sobre esta materia, y en cuestiones como suicidio asistido, cuidados paliativos, derechos del paciente en este tipo de asistencia, además de otros temas legales, sociales y éticos. Los expertos congregados en Río de Janeiro consideraron entre otros aspectos que la eutanasia ha de ser desligada de la actividad médica.

El evento reunió además a representantes de la Asociación Médica Brasileña (AMA), el Consejo Federal de Medicina de Brasil (CFM) y la Asociación Médica Mundial (AMM),
 
Sobre el contenido de la  reunión se elaboró un documento de conclusiones en el que se destaca que la medicina en los últimos decenios ha tenido y sigue disfrutando avances vertiginosos. Sin embargo, no todo son éxitos. Por un lado, se avanza mucho aumentando la esperanza de vida, pero por otro aumentan los tiempos de sufrimiento, las pruebas y tratamientos inútiles, la soledad del paciente, la falta de respuestas, se alarga inútilmente la muerte y de forma interminable el sufrimiento de la agonía.

La dignidad humana esta ligada a la vida de cada individuo y a la radical igualdad de todos los seres humanos desde su inicio, independientemente de sus condiciones concretas. La vida siempre es digna, son indignas las condiciones en los que viven muchos seres humanos y son indignos las decisiones y comportamientos que las provocan producen o causas.

España registra anualmente 5.000 nuevos casos de tuberculosis, con unas tasas por encima de las de países de nuestro entorno, por lo que expertos han advertido de “no descuidar esta enfermedad”. Así se puso de manifiesto durante la 6ª Jornada de Actualización en Tuberculosis, organizada ayer por la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) en la sede de la Organización Médica Colegial.

“La Tuberculosis en España: realidad y compromiso” fue el tema central de la 6ª Jornada de Actualización en Tuberculosis, organizada por la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad, celebrada ayer en la sede de la Organización Médica Colegial, con la asistencia del presidente y secretario general de la corporación, Dres. Serafín Romero y Juan Manuel Garrote, respectivamente.
 
En el encuentro con los medios de comunicación para informar sobre el contenido de esta Jornada, próxima a la conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis, el próximo 24 de marzo, el presidente del Comité Científico de la Red TBS, Dr. Julio Ancochea recordó que la tuberculosis es una enfermedad olvidada, no suele aparecer en los medios de comunicación, a pesar de estar considerada como una 'enfermedad social' que afecta a los colectivos más desfavorecidos". "Es una enfermedad infecciosa que no conoce ni fronteras ni continentes", remarcó.
 
El neumólogo insistió, como en jornadas anteriores, en una de las principales demandas de la Red TBS como es la necesidad de un Plan Nacional de protección y control de la tuberculosis, al que, según indicó, "se ha comprometido el Ministerio antes de finales de 2017". Asimismo, demandó una reflexión a los políticos y gobernantes sobre el R.D. 16/2012 "que está provocando trabas en algunas CC.AA. a colectivos desfavorecidos no documentados", aseguró el Dr. Ancochea.

Estudiar la repercusión del riesgo de denuncia/ demanda judicial en la práctica médica realizada en los servicios de urgencia hospitalarios es el objetivo principal de una encuesta que está realizando la OMC junto con SEMES y SESPAS a través del link http://aei.link/170460C, operativo durante las dos próximas semanas. Como explica el Dr. Sebastián Martínez, urgenciólogo y presidente del Colegio de Médicos de Zamora, se trata una encuesta  amable, que se responde en menos de 10 minutos, con la que los destinatarios se van a sentir identificados, ya que una gran  mayoría conoce o ha padecido alguna  de las circunstancias que les planteamos.

-¿Qué factores han motivado la puesta en marcha de esta encuesta por parte de la OMC en colaboración con SEMES y SESPAS?
 
-Los motivos son claros: intentar estimar la repercusión del riesgo de denuncia/ demanda judicial en la práctica médica realizada en los servicios de urgencia hospitalarios. Actualmente no hay ningún estudio que permita estimar la repercusión que esta situación tiene sobre el ejercicio médico. También conviene recordar que la OMC pidió hace años ya una regulación del baremo de daños sanitarios, y que estos días en el senado ha habido un acuerdo casi unánime para dicha regulación, por tanto esta encuesta puede aportar mucha luz para, de alguna forma, influir en esa regulación.
 
 -A qué colectivo va dirigida especialmente? ¿Qué volumen de respuestas esperan obtener?
 
-El colectivo al que va dirigida son los médicos que trabajan en los servicios de Urgencias Hospitalarios, ya que consideramos que tienen unas características asistenciales especiales y alto riesgo legal, debido: a los tiempos de espera, las condiciones físico-estructurales, saturación en horas determinadas, calidad de información a pacientes y familiares, dotación de personal etc. También se eligió este colectivo por el volumen de consultas anuales en estos servicios (según datos del Ministerio 20 millones de consultas en el último año) y porque los médicos representan el 10% de los médicos hospitalarios. El volumen de respuestas es impredecible, nos gustaría que fuese el más elevado posible y para ello hemos pedido la colaboración de distintas sociedades como SEMES y SESPAS, además de publicitarlos por redes sociales y otros medios.

Ya está abierto el plazo para solicitar las becas promovidas por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC), destinadas a estudiantes de Medicina con dificultades económicas para poder continuar sus estudios universitarios.

El plazo de estas becas finaliza el próximo 7 de abril y se puede acceder a la solicitud en la Web: http://www.fphomc.es/fundacion_ceem. Estas becas forman parte del proyecto #MédicosConFuturo, para "denunciar la actual situación de desprotección que sufren los estudiantes de Medicina y para que no abandonen la carrera", según aseguran desde el CEEM.
 
Esta iniciativa, que cuenta con una dotación económica de 10.000 euros, tiene por objeto la concesión de ayudas económicas a los estudiantes de medicina de toda España con dificultades económicas para poder continuar con los estudios de esta disciplina universitaria que han recibido ayuda económica por parte del Ministerio de Educación para el curso 2015-2016 y este organismo se la ha denegado para el curso 2016 – 2017.
 
Los estudiantes matriculados en Medicina para el curso 2016-2017 en cualquiera de las facultades de toda España e interesados en presentarse a esta convocatoria de ayudas económicas, deberán cumplimentar y enviar por correo postal a la FPSOMC una serie de que estarán disponibles en su Web para su tramitación.

La Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (TBS), organización centrada en la sensibilización, formación y actuación sobre esta patología, celebra hoy 21 de marzo, en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), una jornada de actualización con la finalidad exigir a los gobiernos que asuman un compromiso político para que se invierta más en investigación, nuevas tecnologías y en prevención y lograr la erradicación de esta enfermedad.

La jornada, con la que, además se pretende conmemorar el Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra el próximo 24 de marzo, bajo el lema "Unidos para poner fin a la tuberculosis” se configura en torno mesas redondas en las que se abordarán el detalle de la epidemiología en España, la sensibilización en instituciones penitenciarias y contará con numerosos expertos como responsables de la OMS.
 
"La tuberculosis mata 1.500.000 personas al año en el mundo,  300.000 más que el sida, y acabar con esta enfermedad en España  es solo una cuestión de compromiso es necesario que los gobiernos asuman un compromiso político para que a partir de ahora se invierta más en investigación, nuevas tecnologías y, por supuesto, en prevención", aseguran desde la Red.