El Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) firmó ayer sendos acuerdos con las Sociedades Españolas de Medicina Interna (SEMI) y con la de Radiología Médica (SERAM) en materia de validación y recertificación profesional de la competencia y aptitud de médicos de Medicina Interna y Radiología Médica, respectivamente. Con este convenio se pretende garantizar a los ciudadanos que los profesionales reúnen los estándares necesarios para el ejercicio como especialistas.

Al acuerdo firmado con la Sociedad Española de Medicina Interna, en la sede del CGCOM asistió su presidente, Dr. Rodríguez Sendín, además del Dr. Antonio Zapatero, presidente de la SEMI.

Mediante el convenio, dicha Sociedad Científica asume el programa del CGCOM, denominado Validación Periódica de la Colegiación (VPC), que la corporación médica puso en marcha en 2015 para registrar la buena praxis médica, las aptitudes psicofísicas de los profesionales, así como su actividad laboral, el Desarrollo Profesional Continuo (DPC) y la Formación Médica Continuada (FMC).  

Cruz Roja Española atiende al año a cerca de 500 víctimas de trata de personas, mayoritariamente mujeres, niños y niñas que sufren esta lacra con fines de explotación sexual. Así, lo ha puesto de manifiesto, en esta entrevista, Jose Javier Sánchez Espinosa, subdirector para Migraciones del departamento de Inclusión Social de Cruz Roja Española, que intervendrá en la Jornada sobre la trata de personas, organizada por la Organización Médica Colegial (OMC) a través de la Fundación para la Cooperación Internacional (FCOMCI) y el Consejo Federal de Medicina de Brasil (CFM).

Este experto, que hablará en la Jornada de mañana, sobre el trabajo interprofesional y la atención psicosocial de las víctimas de trata, ha manifestado que en el abordaje de esta lacra “es fundamental el trabajo en red, no sólo internamente” sino con actores clave como profesionales de la salud, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, servicios sociales comunitarios, servicios de protección del menor, ministerio fiscal, entidades especializadas.

Además, según ha explicado, el profesional sanitario está en situación privilegiada para detectar posibles casos de trata. “Es necesario que cuente con formación específica para la detección de indicios”. Algo en lo que Cruz Roja está trabajando.

El Dr. Carlos Vital Tavares, presidente del Consejo Federal de Medicina de Brasil (CFM) celebra el encuentro que mantendrá con la Organización Médica Colegial (OMC), mañana, 12 de enero, y el viernes, para abordar la Trata de Personas, consciente de que “el esfuerzo conjunto entre países es un elemento que puede llevar la lucha contra la trata de personas hacia el éxito” y, con la implicación de los gobiernos, profesionales y ciudadanos de cada país, crear una auténtica “red mundial para combatir estas atrocidades”.

En Brasil, se registra un promedio de 50 mil casos de desapariciones de niños y adolescentes por año. Se estima además que casi 250 mil menores están desaparecidos en todo el país, siendo los niños y adolescentes que viven en situación de vulnerabilidad social los más expuestos a estos abusos.

El Consejo Federal de Medicina (CFM), según cuenta su presidente, coopera con la lucha contra la trata mediante la promoción de creación de políticas públicas para la búsqueda y la prevención de estos niños desaparecidos en el país y en el mundo, que, con frecuencia, son víctimas de la trata.

Para el Dr. Vital Tavares es importante ampliar el debate sobre la trata de personas, demostrar “que está mucho más cerca de lo que piensa e instruir a todos a actuar y cómo actuar”. Asimismo, considera que “se le debe dar una alta prioridad a la protección de los derechos humanos” en las agendas políticas.

Ante la preocupante situación laboral a la que deben hacer frente los profesionales de la medicina, el Colegio de Médicos de Bizkaia quiere hacer un recordatorio de lo que manifestó con anterioridad y se ofrece para colaborar en la búsqueda de soluciones.

La preocupante situación de precariedad a la que tienen que enfrentarse un importante número de médicas y médicos que prestan sus servicios en la sanidad pública es una cuestión sobre la que el Colegio de Médicos de Bizkaia (CMB) ya se pronunció hace más de año y medio. El 5 de junio de 2015, publicó “La precariedad laboral médica: una lacra para la sociedad”, un documento a través del cual expusimos nuestra preocupación ante una política basada en una precarización laboral que solo podía derivar en  el deterioro de la calidad del sistema público.

Tal y como declaró entonces, la disminución del gasto basada en la reducción del personal y la precariedad laboral no permiten una atención continuada de las y los pacientes y es especialmente grave en el caso de aquellos afectados por patologías crónicas. Estos pacientes pueden tener que hacer frente a serios problemas a medio y largo plazo, y lo que al principio se podría contemplar como un ahorro, corre el riesgo de derivar en un encarecimiento de los servicios.

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendín, se reunió ayer con el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, en un encuentro institucional celebrado en la sede del sindicato, en el que ambos dirigentes abordaron los graves problemas que afectan a la sanidad española.

En la reunión también participaron por parte de CCOO, Carlos Bravo, secretario de Protección Social y Políticas Públicas; Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios, y Fernando Puig-Samper, adjunto a la secretaría confederal de Protección Social y Políticas Públicas. Por parte de la OMC, asistió también el Dr. José María Rodríguez Vicente, tesorero de la corporación médica.

La infrafinanciación presupuestaria del SNS, que ha pasado de contar con un 6,9% de presupuesto respecto del PIB en 2009 a un 6,1% en 2015 y con previsiones de seguir bajando al 5,8% en 2018, ha sido unos de los principales temas abordados, junto con los recortes llevados a cabo durante estos años de crisis, mientras ha seguido creciendo el gasto farmacéutico año tras año. Una situación que ha provocado desigualdades en la atención sanitaria y ha incidido negativamente en las listas de espera.