La evaluación de las tecnologías sanitarias conlleva aspectos de índole médico, social, económico y ético. Es por ello que se requiere de ella transparencia, imparcialidad, solidez y sistematización, además de basarse firmemente en la investigación y la metodología científica, según la información que ofrece el "Boletín Europa al Día" del Departamento de Internacional de la OMC

Dicha evaluación ofrece a los responsables políticos información objetiva para que puedan formular unas políticas sanitarias seguras, eficaces, rentables y centradas en los pacientes.
 
La evaluación de las tecnologías sanitarias debe ser transparente, imparcial, sólida y sistemática y basarse firmemente en la investigación y la metodología científica. Son ejemplos de tecnologías sanitarias los métodos de diagnóstico y tratamiento, los equipos médicos, los productos farmacéuticos, los métodos de rehabilitación y prevención y los sistemas organizativos y de apoyo utilizados en la asistencia sanitaria.

El número de niños y adolescentes de cinco a 19 años con obesidad se ha multiplicado por diez en las últimas cuatro décadas, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por el Imperial College de Londres (Reino Unido) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado en la revista 'The Lancet' con motivo del Día Mundial de la Obesidad

Además, el trabajo alerta de que si esta tendencia continúa, en el año 2022 habrá más niños y adolescentes con obesidad que con un peso moderado o "severamente bajo". A esta conclusión se ha llegado tras analizar a 130 millones de chicos y chicas, de los que 31,1 millones tenían entre 5 y 19 años y 97,4 más de 20 años, entre los años 1975 y 2016.

De esta forma, los investigadores observaron que las tasas de obesidad aumentaron del 1 por ciento en 1975 a casi el 6 por ciento entre las chicas y hasta el 8 por ciento en los niños en el año 2016, incrementándose de 11 millones a 124 millones el número de personas con obesidad con edades comprendidas entre los 5 y los 19 años.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el asma causan la muerte de 3,6 millones de personas en todo el mundo, según este estudio sobre la mortalidad, prevalencia y discapacidad de ambas enfermedades, estimadas a partir de un análisis sistemático de los datos de 188 países desde 1990 y hasta 2015

En 2015 la EPOC provocó el fallecimiento de 3,2 millones de personas, lo que supuso un aumento de la mortalidad por esta causa del 11,6% respecto a 1990, mientras que el asma provocó 400.000 defunciones, un 26,7% menos desde 1990, según el citado estudio.

La prevalencia de ambas enfermedades ha crecido desde 1990: un 44,2% en el caso de la EPOC y un 12,6% en el del asma. “Los números de casos absolutos en todo el mundo han aumentado porque hay más población y a su vez más población envejecida, pero cuando evaluamos la tendencia epidemiológica de ambas enfermedades por tasas de edad estandarizadas, vemos que en realidad se han vuelto menos comunes y menos mortales desde 1990”, ha precisado el Dr. Joan B. Soriano, epidemiólogo, primer firmante de este estudio, realizado por más de 400 investigadores y asesor científico de SEPAR.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo pública este martes una declaración que contempla el establecimiento de una nueva Comisión Mundial de Alto Nivel sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT) con el objetivo de identificar fórmulas innovadoras para frenar una de las mayores causas de muerte en el mundo y extender la esperanza de vida a millones de personas
Versión para impresiónSend by email

El anuncio del Dr. Adhanom Ghebreyes se enmarca en la 64ª reunión del Comité Regional de esta organismo de Naciones Unidas en la región del Mediterráneo Oriental que se celebra estos días en Islamabad (Pakistán).

El objetivo de este organismo será apoyar los esfuerzos políticos ya en marcha para el manejo de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las enfermedades respiratorios, así como para reducir el sufrimiento causado por los trastornos mentales.

La Asociación Médica Mundial (AMM) celebra estos días su Asamblea General en Chicago (EE.UU) a la que asiste una delegación española representada por la Organización Médica Colegial (OMC), encabezada por su presidente, Dr. Serafín Romero. El objetivo es analizar y debatir sobre la situación actual de la Medicina, así como de aspectos relacionados con la formación, ética y la atención sanitaria

La Asociación Médica Mundial (WMA) celebra estos días su Asamblea General en Chicago (EE.UU) en la que participan más de 50 asociaciones nacionales médicas. Por parte de España, asiste una delegación representada por la Organización Médica Colegial (OMC), encabezada por su presidente, Dr. Serafín Romero, además del coordinador del área internacional, Dr. José Ramón Huerta; y los Dres. Fernando Rivas y José Antonio Lorente, como delegados.
 
Durante la misma se van a presentar las posturas que las organizaciones médicas de cada país han adoptado respecto a temas como el acoso en la profesión médica, el maltrato infantil, la donación de órganos, la medicina centrada en la persona, la calidad de la formación de pregrado, y el comercio justo de productos sanitarios, entre otros.