El Consejo Europeo celebrará una cumbre el próximo 29 de abril donde se debatirá, con toda probabilidad, sobre el futuro de la Agencia Europea del Medicamento (EMA en sus siglas en inglés), con el objetivo de fijar las reglas para decidir qué ciudad acogerá, finalmente, dicha institución

Aunque no se prevé ninguna decisión definitiva sobre la futura ubicación de la Agencia Europea del Medicamento, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pretende fijar las reglas para decidir qué ciudad debe acoger dicha institución. El Consejo Europeo es la institución que define la orientación política general y las prioridades de la Unión Europea. Está integrado por los jefes de Estado o de Gobierno de los Estados miembros, además de por su presidente.

A finales del pasado mes de marzo un portavoz de la Comisión Europea confirmó que el Ejecutivo comunitario había recibido peticiones de todos los países de la UE para acoger la sede de la EMA. Sobre esas fechas, también el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy confirmó que el Ejecutivo español presentará la candidatura de Barcelona para acoger la Agencia Europea del Medicamento frente a otras ciudades que también aspiran a ser sede del organismo, como es el caso de Madrid, Alicante, Málaga o Granada. Asimismo, otras capitales europeas como Viena, Copenhague, Estocolmo y Dublín han venido manifestando su interés por albergar la sede de esta agencia.

El Dr. Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato de Médicos de Granada, ha elaborado un nuevo informe sobre la situación de los facultativos residentes, 27.402, en la actualidad, de los cuales 25.632 son médicos. En dicho trabajo alerta del riesgo de que no todos los licenciados en Medicina puedan realizar el MIR y considera urgente una planificación responsable tanto de plazas como de estudiantes de Medicina.

En estos días se habla mucho de MIR, bueno en general de residentes (MIR, PIR, FIR, QIR, BIR y RDIR), que no solo son médicos, también hacen el programa de residencia para obtener una especialidad las siguientes titulaciones superiores de futuros facultativos: Psicólogos, Farmacéuticos, Químicos, Biólogos y Radiofísicos.

Pero en España ¿Cuántos facultativos residentes hay en abril de 2017?, la pregunta no es fácil de responder, pues no existen datos por especialidad y Comunidad Autónoma sobre los abandonos y recirculación, globalmente podemos estimarla próxima al 10%, con importantes variaciones por especialidad. Pero si podemos conocer el número de titulados superiores residentes que en su día eligieron especialidad y que aún no habrían concluido su periodo de formación.

La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) se ha querido sumar a la celebración del Día Mundial de la Hemofilia, hoy 17 de abril, con una reivindicación: la implantación de centros de referencia especializados en el manejo de los procesos hemorrágicos

Esto “mejoraría de forma sustancial el abordaje multidisciplinar de los pacientes hemofílicos”, apunta el doctor Faustino García Candel, del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, de Murcia.

Otros aspectos que pueden influir en el pronóstico de la hemofilia “tienen que ver con la mejora del manejo musculoesquelético y psicosocial, así como con la implicación del paciente y de su entorno en el tratamiento global”. 

La hemofilia es una enfermedad hereditaria que se caracteriza por un defecto de la coagulación de la sangre debido a la falta de uno de los factores que intervienen en ella y que se manifiesta por una persistencia de las hemorragias. Es considerada una patología rara por su incidencia: de 1 caso por cada 5.000 varones (tipo A) y de 1 caso por cada 30.000 varones (tipo B-), según datos de la SEHH. Se estima que puede haber en torno a 3.000 pacientes hemofílicos en España. Esta patología se caracteriza por hemorragias espontáneas y prolongadas y se debe a la falta de una de las proteínas necesarias en la coagulación de la sangre.

En la Unión Europea, más de 5 millones de pacientes reciben anualmente cerca de 24 millones de unidades de sangre o componentes sanguíneos cada uno. Según la OMS, el manejo de la sangre del paciente (PBM, en sus siglas en inglés) debe partir de un enfoque sistemático basado en la evidencia y en el uso seguro y racional de dichos productos. Al objeto de lograr estos objetivos, la Comisión Europea ha elaborado dos guías, una para las autoridades y otra dirigida a los centros sanitarios 

Los elementos esenciales de PBM incluyen: la prevención que de otra manera podrían dar lugar a la necesidad de transfusión (mediante promoción de la salud y detección precoz de la anemia); diagnóstico apropiado y tratamiento óptimo, incluido el uso de alternativas a la transfusión, buenos procedimientos quirúrgicos y anestésicos; técnicas, el uso de alternativas a la transfusión de sangre y la conservación de la sangre. La alta prevalencia de anemia preoperatoria no tratada, la necesidad de mejorar el manejo de la hemorragia y una práctica de transfusión liberal, apuntan hacia un enorme potencial para mejorar el resultado mediante la racionalización de la transfusión. 

La Organización Médica Colegial ha expedido un total de 3.500 certificados de idoneidad a médicos para salir al extranjero, una cifra que supone un aumento de un 20%, respecto a los datos de 2015, cuando se expidieron 2.917, lo que supuso un frenazo a la tendencia alcista de los últimos años, según confirman los números recabados hasta el 31 de diciembre.

En los cinco últimos años se han solicitado más de 15.000 certificados de idoneidad por parte de médicos españoles.

 Los datos muestran un repunte en la demanda de certificados de idoneidad, que en 2011 fueron de 1.380; en 2012, 2.405; en 2013, 3.279, en 2014, 3.300; en 2015, 2917; y 3.200 este año. En los cinco últimos años, se han solicitado más de 15.000 certificados de idoneidad por parte de médicos españoles, unos datos que reflejan la precaria situación de los profesionales médicos españoles y en especial la de los más jóvenes.

 Un año más, la gran mayoría de certificados de idoneidad se han solicitado para salir a trabajar fuera de España (72%). También se han solicitado para estudios (6%), trámites (6%) y cooperación (7%). De todos ellos, el 48% han sido solicitados por mujeres y el 52% por hombres.