La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha confirmado penas de hasta seis años de prisión por un delito de tráfico ilegal de órganos principales humanos impuestas por la Audiencia Provincial de Barcelona a los tres miembros de una familia y a un amigo que ofrecieron 6.000 euros por un riñón a un ciudadano marroquí que se encontraba en situación irregular en España y vivía en la mendicidad

Para el Tribunal Supremo, no es admisible una actuación por vía de hecho dirigida a "procurarse un órgano a espaldas del ordenamiento y de los principios que lo informan y que dan razón de ser al sistema público de trasplantes", diseñado según los "principios básicos de actuación de altruismo, gratuidad, solidaridad y objetividad en la asignación de los órganos para el trasplante".
 
En ese sentido, la sentencia recuerda que el delito de tráfico de órganos, que fue introducido en el año 2010, no trata solo de proteger la salud o la integridad física de las personas, sino que busca "proteger la integridad física, desde luego, pero también las condiciones de dignidad de las personas, evitando que las mismas por sus condicionamientos económicos puedan ser cosificadas, tratadas como un objeto detentador de órganos que, por su bilateralidad o por su no principalidad, pueden ser objeto de tráfico".
 
Los hechos recogidos en la sentencia recurrida al Supremo relatan que uno de los condenados padecía una enfermedad renal y que, después de someterse a sesiones de diálisis, se le preparó para un trasplante de riñón. Se le informó de la regulación existente y su expediente fue remitido al hospital de Bellvitge de Barcelona pero, como no tenía tarjeta sanitaria, se hacía pasar por su hermano, también condenado, cada vez que iba al médico.

El Dr. Tomás Cobo, vicepresidente primero de la OMC y su Fundación para la Cooperación Internacional (FCOMCI), participó, este fin de semana, en la II Jornada Autonómica de Solidaridad organizada por el Consejo Gallego de Colegios Médicos en Santiago, en la que puso de manifiesto que "es preciso promover ideas, aunar voluntades, sinergias y entusiasmo para que la acción de cooperación sea útil y no fútil"

Bajo la denominación de "Un empujón de Solidaridad" el Dr. Cobo pronunció su conferencia en un acto en el que estuvieron presentes diferentes representantes de ONG y médicos que realizan labores humanitarias. El   presidente del Consejo Gallego de Colegios Médicos, Dr. José Luis Jiménez Martínez fue el encargado de presentar la Jornada, en la que destacó la importancia de "contabilizar la gran cantidad de proyectos de cooperación que los colegiados realizan en el mundo" y "saber los profesionales que están dispuestos y preparados" para desarrollarlos. Todo ello mediante el Registro Nacional de Médicos Cooperantes y Voluntarios creado por la Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC.
 
El Dr. Cobo, cooperante activo desde hace más de 10 años en el Hospital de Tanguieta (Benín) y en los campamentos de refugiados de Tinduf (Sáhara) explicó, en su intervención, que los objetivos de esta Fundación pasan por aunar sinergias y voluntades entre los Colegios de Médicos, ONG, profesionales y Gobiernos para que las acciones de cooperación sean útiles y eficaces ante la cantidad de médicos que de manera voluntaria y "con la inquietud de ayudar a otros" viajan a terreno solos. "La Fundación tiene el objetivo de dirigir y encauzar esa inquietud a sitios donde realmente se necesite", manifestó.

El Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) y un grupo de expertos han alertado de una grave epidemia de malaria en Venezuela que se extiende rápidamente, con 17 estados afectados. Dicha advertencia fue expuesta en una "carta abierta" a los asistentes del Foro Malaria en las Américas 2017, celebrado en Washington

En el texto, ex ministros de Sanidad y Asistencia Social de Venezuela, en colaboración con expertos en salud mundial e investigadores advierten sobre la situación de esta enfermedad en el país venezolano. Consideran la situación urgente, ya que "advierten que el brote se está extendiendo rápidamente, afectando a poblaciones vulnerables y países vecinos". Ante lo cual, instan a "una respuesta internacional urgente para controlar -a su juicio- la peor epidemia de malaria de la Región de las Américas en lo que va de siglo".

Dicho país registró los peores indicadores de desempeño de la malaria en la región en el período 2000-2016, con un aumento de casos del 709%, un incremento del 521% de muertes relacionadas con la malaria y un aumento del 540% en cuanto a la incidencia parasitaria anual.

Propuestas de las Vocalías de los Colegios Médicos para combatir la precariedad laboral

Las vocalías nacionales de médicos en formación y en empleo precario de la Organización Médica Colegial (OMC) han elaborado un manifiesto conjunto en el que denuncian la precariedad laboral médica y proponen una serie de medidas para combatirlas.

La Planificación a medio y largo plazo realizada por profesionales cualificados para la gestión  y con la mínima injerencia política; la reposición de la totalidad de las plazas de facultativos que se jubilan; la consolidación de plazas estructurales de médicos que llevan años firmándolas como eventuales; una correcta política de sustituciones y una óptima contratación de acuerdo a la responsabilidad y trabajo desarrollado por este colectivo, son algunas de las medidas propuestas por ambas vocalías para combatir la actual situación de precariedad.

En la última Asamblea, ambas vocalías denunciaron que el sistema sanitario de nuestro país padece las consecuencias de la crisis económica de manera muy significativa y sin aparentes signos de que pueda cambiar a corto plazo. En este sistema, los profesionales sanitarios, entre ellos los médicos, sufren de manera sistemática unas condiciones laborales que distan mucho de las deseables para unos trabajadores que vertebran un pilar del bienestar básico como es el derecho a la salud.

En el marco del I Congreso Médico Iberoamericano, celebrado en Lima, la Confederación Médica LatinoIberoamericana y del Caribe (CONFEMEL) expresó, a través de una declaración, su respaldo unánime a la iniciativa del Foro de la Profesión Médica (FPME) de promover que la relación médico-paciente sea reconocida como patrimonio inmaterial de la humanidad e instó a todos los agentes sanitarios de su ámbito a sumarse a esta iniciativa

El presidente del Foro de la Profesión Médica y del Consejo General de Colegios de Médicos, Dr. Serafín Romero, fue el encargado de exponer ante los asistentes al I Congreso Médico Iberoamericano, celebrado, recientemente, en Líma (Perú), la propuesta del FPME sobre la relación médico-paciente para que sea reconocida por la UNESCO con el objetivo de proteger y potenciar dicha relación y sus valores, y defenderla de las amenazas a las que se encuentra sometida en la actualidad, derivadas de presiones administrativas, tecnológicas, económicas y políticas, entre otras.
De igual forma se expresa CONFEMEL en su declaración, al considerar que la relación médico-paciente se engloba dentro de un modelo de relación humana que se remonta a los orígenes de la humanidad y que constituye el núcleo fundamental del ejercicio de la Medicina y aporta un componente humano fundamental a la atención sanitaria, proporcionando acompañamiento en la situación de incertidumbre y sufrimiento que suponen la enfermedad y su tratamiento.
 
De acuerdo con su declaración, la relación médico paciente, en si misma, aporta una mejoría terapéutica indiscutible, acompañando el sufrimiento y el bienestar, mejorando la orientación diagnostica y reduciendo la necesidad de pruebas complementarias y terapéuticas innecesarias.